NUESTRO IMPACTO

…EN LOS NIÑOS, EN LAS FAMILIAS, EN LAS COMUNIDADES

“¿Ha notado diferencia en los niños desde que se inauguró la cocina escolar de Feed the Hungry hace 6 meses?”

“Bueno, ya no se nos desmayan ni se caen de las sillas.”

Esta es una conversación real (y en absoluto sorprendente) entre un miembro de la mesa directiva de Feed the Hungry San Miguel y la directora de una escuela primaria de un solo salón, en donde la mayoría de los niños llegan sin haber desayunado. Para la mayoría de esos niños, la cena consiste en unas cuantas tortillas. 

Desde 1984,  miles y miles de niños con desnutrición han recibido una comida caliente y nutritiva cada día de clases. Hoy son más de 4,000 los niños beneficiados por el programa de comidas escolares de Feed the Hungry San Miguel. Debido a que se requiere que asistan a clases para recibir la comida, también recibieron una educación básica. Se ofrecen talleres de nutrición familiar a las mamás de estos niños, alentándolas a participar en la mejora de la salud de toda su familia. 

NUESTRO MAYOR IMPACTO 

En 2019, Feed the Hungry San Miguel celebró 35 años de proporcionar comidas escolares calientes y nutritivas a niños necesitados en San Miguel de Allende. Aunque la organización ha crecido y evolucionado, continuamos dedicados a nuestra misión original y a cumplir la visión de nuestros fundadores. Cuando inauguramos una cocina escolar, nos comprometemos a quedarnos todo el tiempo que la comunidad lo necesite.

Cada semana, más de 5 toneladas de productos, carnes y abarrotes son distribuidos en nuestras cocinas escolares. Actualmente proporcionamos comidas a más de 4,000 niños cada día de clases en nuestras 36 cocinas escolares, así como alimentos para 7 organizaciones benéficas locales y educación nutricional para familias. En 10 de esas escuelas servimos dos comidas por día ya sea debido al horario escolar extendido, o bien porque también servimos un desayuno porque los niños llegan a la escuela demasiado hambrientos como para permanecer despiertos en clase hasta la hora del recreo.

Las evaluaciones de la salud de los niños antes y después de que ingresan a nuestro programa de comidas revelan una mejora notable en su desarrollo, con menos signos de desnutrición.

El historial de Feed the Hungry San Miguel de mejorar la calidad de vida de los niños necesitados y sus familias es una evidencia tangible de la sostenibilidad de nuestro programa. Nuestra Mesa Directiva, personal y voluntarios han demostrado su habilidad para operar un modelo de desarrollo comunitario altamente eficiente y efectivo. Como organización, esperamos fortalecer y expandir nuestros servicios a las poblaciones rurales y urbanas desfavorecidas de San Miguel durante muchos años más.

Sin su ayuda no nos sería posible continuar…por favor done tanto y tan frecuentemente como pueda permitírselo.