Programas Clave

Feed the Hungry San Miguel atiende actualmente a 37 de las comunidades más pobres y marginadas dentro del municipio de San Miguel de Allende. Acondicionamos y operamos cocinas escolares en cada comunidad, a través de las cuales se les brinda a más de 4,000 niños comidas escolares cuidadosamente preparadas y bien balanceadas cada día de clases.

Debido a que la asistencia a clases es un requerimiento para que se les proporcione la comida, la tasa de asistencia en las escuelas que forman parte de nuestro programa aumenta entre un 15 y un 20%. La mayoría de estas escuelas se encuentran en áreas muy remotas y muchos niños caminan varios kilómetros para recibir una comida caliente y asistir a la escuela.   

Nos comprometemos a permanecer en una comunidad durante el tiempo que ellos nos necesiten. Este compromiso es el que nos ha ayudado a crear la profunda confianza y el respeto mutuo que permite a Feed the Hungry San Miguel iniciar programas adicionales educativos y de desarrollo comunitario, así como introducir a otras ONGs con las cuales desarrollamos programas cooperativos a las comunidades en donde tenemos nuestras cocinas escolares. 

También entregamos insumos alimenticios para las comidas diarias de cientos de huérfanos, niños con discapacidad, y ancianos; que son atendidos por siete organizaciones caritativas locales.  

COMIDAS SALUDABLES

Luego de una evaluación de las necesidades nutricionales de los niños atendidos por Feed the Hungry San Miguel; el personal de nutrición desarrolla menús y recetas adecuados. En la mayoría de las comunidades se contrata a cocineros(as) y se les capacita, otorgándoles un salario mensual y prestaciones; mientras que en las cocinas restantes la preparación de alimentos y el servicio de los mismos los realizan un pequeño grupo de madres voluntarias. Tanto el personal asalariado como el voluntario reciben capacitación práctica continua en los temas de preparación, nutrición e higiene culinaria. 

Supervisores visitan las cocinas semanalmente para inventariar insumos, anotar los pedido semanales e inspeccionar las cocinas para que cumplan con los estándares de higiene y sanidad. Se presta mucha atención al sabor de las comidas pues, además de ser nutricionalmente balanceadas, deben ser lo más sabrosas posible para así alentar la aceptación entusiasta de hábitos saludables de alimentación y de nuevos alimentos por parte de los niños. 

Feed the Hungry San Miguel selecciona cuidadosamente a los proveedores locales de insumos, carne, aves, fruta y vegetales frescos, lácteos y semillas – para asegurar calidad, precio justo, y disponibilidad confiable. Se estima que anualmente se transportan más de 30 toneladas de insumos alimenticios al almacén, mismas que se transportan a 37 escuelas y 7 organizaciones de caridad locales cada semana. 

EDUCACIÓN NUTRICIONAL FAMILIAR

Llevamos a cabo talleres de Educación Nutricional Familiar para las madres de los niños que servimos, impartidos por nuestra nutrióloga. Se proporciona asesoría individual a las madres de niños que presentan desnutrición severa u obesidad.  La salud y la nutrición de cada niño que atendemos en Feed the Hungry San Miguel se evalúa dos veces al año para identificar mejorías o deficiencias en la salud nutricional del niño.  

La obesidad, un serio problema de salud, es un fenómeno que se presenta en muchos países en desarrollo en los cuales la gente lucha con escasez de alimentos. Desde 2010, México ocupa el primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil. Mejorar la calidad de la alimentación es la respuesta y el método de prevención más importante para tratar con este problema; éste es el objetivo subyacente de nuestro programa de Educación Nutricional Familiar.