NUESTRO IMPACTO

…EN LOS NIÑOS, EN LAS ESCUELAS, EN LAS COMUNIDADES

“¿Ha notado diferencia en los niños desde que se inauguró la cocina escolar de Feed the Hungry hace 6 meses?”

“Bueno, ya no se nos desmayan ni se caen de las sillas.”

Esta es una conversación real (y en absoluto sorprendente) entre un miembro de la mesa directiva de Feed the Hungry San Miguel y la directora de una escuela primaria de un solo salón, en donde la mayoría de los niños llegan sin haber desayunado. Para la mayoría de esos niños, la cena consiste en unas cuantas tortillas. 

Desde 1984,  miles y miles de niños que no contaban con suficientes alimentos han recibido una comida caliente y nutritiva cada día de clases. Debido a que se requiere que asistan a clases para recibir la comida, también recibieron una educación básica. Hoy son 4,000 los niños que continúan beneficiándose del programa de comidas escolares de Feed the Hungry San Miguel. En años recientes, se han ofrecido talleres de nutrición familiar a las mamás de estos niños, alentándolas a participar en la mejora de la salud de sus hijos y la de toda su familia. 

INTRODUCCIÓN DE PROGRAMAS COOPERATIVOS PARA DESARROLLO COMUNITARIO 

A través de programas cooperativos con otras ONGs, se han construído bibliotecas escolares / centros comunitarios en dos comunidades; en otra comunidad, un grupo de voluntarios imparte clases de Inglés y otorga becas para secundaria y universidad; ONGs independientes proporcionan becas en otras comunidades, acondicionan computadoras donadas y crean laboratorios de computación en escuelas que cuentan con la infraestructura necesaria; se han construido sistemas de captura de agua de lluvia en varias escuelas; y una camioneta de atención dental visita cada comunidad dos veces al año. En enero de 2014, por voluntad propia, las mujeres de una de las comunidades fundaron una cooperativa de costura en la que cosen los uniformes que los niños deben vestir para asistir a clases. Recientemente hicieron un contrato con otras comunidades y están comenzsando a trabajar para otros negocios de la región.  

Más de 300 familias han sido iniciadas en la práctica de huertos familiares y están construyendo sistemas de filtración de aguas grises para regar sus huertos. Se proporcionan materiales y miembros de las comunidades ponen su mano de obra. 50 de estos huertos están produciendo más vegetales que la que sus familias pueden consumir – 20 mujeres de este grupo de 50 están participando en un programa piloto del tipo “mercado comunitario”, esperando así generar ingresos para sus familias. 

Feed the Hungry San Miguel agadece a Apoyo a Gente Emprendedora, CASA, Computadoras para Jóvenes, Iglesia Comunitaria de San Miguel, Huertos Sustenables de San Miguel, Grupo de Maestros de Los Ricos , Patronato Pro Niños, Iglesia Anglicana de San Pablo, The San Miguel Garden Club, y especialmente a las mujeres de estas comunidades por su visión, cooperación, y apoyo en estos programas.

NUESTRO MAYOR IMPACTO 

Cuando abrimos una cocina, nos comprometemos a quedarnos durante todo el tiempo que la comunidad nos necesite. Es el mantenimiento de esa promesa lo que ha generado la confianza que le permite a Feed the Hungry San Miguel introducir nuevos programas a través de nuestros socios para desarrollo de las comunidades, en aquellos lugares en donde Feed the Hungry San Miguel opera cocinas escolares. Nuestro crecimiento ha sido lento pero seguro…poco a poco. 

En resumen, los más de 30 años de trayectoria positiva de Feed the Hungry San Miguel, mejorando la calidad de vida de niños necesitados y sus familias, son evidencia tangible de la sustentabilidad de nuestro programa. Durante este tiempo, la mesa directiva de Feed the Hungry San Miguel’s Board of Trustees, su personal y voluntarios, han demostrado su habilidad de operar un modelo de desarrollo altamente eficiente y efectivo. Como organización, esperamos fortalecer y expander nuestros servicios a las comunidades rurales y urbanas más marginadas de San Miguel durante muchos años más. 

Sin su ayuda no nos sería posible continuar…por favor done tanto y tan frecuentemente como pueda permitírselo. 


DONE DE MANERA SEGURA A TRAVÉS DE NETWORK FOR GOOD