Feed the Hungry San Miguel alcanza a un joven estudiante Mexicano…¡en Japón!

Hace algunas semanas nos contactó un joven Mexicano sumamente inteligente. Eduardo Bautista está participando en un programa de intercambio cultural en Japón, en donde asiste a la escuela UWC ISAK JAPAN. Eduardo leyó un artículo en línea sobre Feed the Hungry San Miguel y le generó tanto interés que inmediatamente buscó nuestra página de Facebook y nos envió un mensaje. El resto, como dicen, es historia.  

“Tengo 16  años y soy originario de la Ciudad de México. Me encanta el emprendimiento social, sobre todo cuando impacta de manera positiva a otros Mexicanos.”

Eduardo quiere ver crecer a México y cree que la educación es la clave del progreso. “Feed the Hungry San Miguel hace frente a un tremendo obstáculo en la educación de los niños Mexicanos: el hambre. En México solemos creer que las personas no son capaces de pensar colectivamente, y que cada quien ve por sí mismo(a). Sin embargo, pienso que Feed the Hungry San Miguel es prueba de que es posible que los Mexicanos trabajemos juntos, de manera organizada, hacia una solución; haciéndonos responsables del bienestar común de todos los Mexicanos.” 

El astuto joven quedó enganchado en la filantropía desde que cursaba tercero de secundaria. Eduardo inició un proyecto mediante el que se proporcionaba apoyo emocional y alimentos a inmigrantes de Centroamérica en varios albergues de la Ciudad de México. “Supe que amaba la acción social y el altruismo cuando llevamos juguetes donados a los niños en uno de estos albergues y había un niño pequeño que estaba tan emocionado que brincaba arriba y abajo, él abrazó mi pierna y me dijo ‘gracias’; fue una experiencia que me marcó para siempre.”   

Eduardo estaba trabajando en un proyecto escolar para su clase de Liderazgo, así que su contacto con  Feed the Hungry San Miguel resultó muy oportuno. “Creo que Feed the Hungry San Miguel es una organización altamente innovadora porque ustedes promueven la acción civil en comunidades rurales, en donde las condiciones de vida son muy difíciles, y también brindan educación a los padres de familia para que el impacto alcance los hogares. También pienso que es excelente que unan a la comunidad internacional para atender un problema local. Sus voluntarios vienen de diferentes lugares pero todos están comprometidos con la misión de la organización.”  

Probablemente ésta no es la última ocasión en la que leen sobre Eduardo…¡Estén pendientes!  🙂

Sharing is caring!
Feed the Hungry San Miguel alcanza a un joven estudiante Mexicano…¡en Japón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *